YES, I DO


All photos by La Dichosa

Como os contaba en el post anterior, me moría de ganas de ver a Andy. Nos consideramos una pareja muy actual, muy de nuestros tiempos, y las tradiciones a veces son herencias que se pueden convertir en una trampa pero teníamos claro que sí queríamos hacer dos cosas como siempre se habían hecho: Que ninguno de los dos supiéramos cómo íbamos a ir vestidos y la segunda, y más difícil, dormir separados la noche antes. De repente estaba en un helicóptero sobrevolando las hectáreas y hectáreas de terreno y viendo desde las alturas las carpas, las mesas, los coches, los lagos, el bosque… Y entonces empecé a ver pequeñas hormiguitas de colores que eran los invitados! Ahí, confieso, me cayó la primera lagrima.

Cuando aterricé y les saludé todos empezaron a gritar y agitar los brazos, entonces me sentí muy pequeño, pero giré hacia la izquiera y vi a mi madre impaciente esperando a la sombra de un árbol con su vestido plisado, color labanda de Ze García. La vi tan bella… Creo que fue lo más parecido a una aparición divina que viviré jamas. Empezamos a caminar juntos hacia el altar como pudimos porque ninguno de los dos dejaba de llorar y de temblar, solo con recordarlo me vuelvo a emocionar. La miraba de reojo y la veía tan orgullosa de mi, tan feliz. Sonaba ´My way” de Frank Sinatra (otro toque clásico con el que me sorprendí a mi mismo pero la verdad es que siempre me identifiqué con la letra de esa canción) y casi llegando a donde nos esperaban todos tuve que parar para fotografiar todo con la mente y darle un abrazo a mi madre para darle las gracias por todo lo bien que lo ha hecho siempre con nosotros, aunque no se lo hayamos dicho tanto como deberíamos. Y entonces, una vez más, mi madre me sorprendió a mi y fue ella la que me dio las gracias. Aún no entiendo por que, pero siento que ese momento nos ha unido más.

No daba crédito de lo guapas y guapos que estaban todos! Mirara donde mirara veía amigos y familiares secándose las lagrimas y haciéndome señales y sonriéndome y todos estaban radiantes! Y yo lo que estaba era impaciente! Pensaba que no llegaría nunca hasta que el helicópetero nos pasó por encima y por fin pude adivinar la silueta de Andy saludando desde las alturas. Desde que se bajó y se junto con mi suegra Kuky hasta que llegó a donde estábamos pasó una eternidad! Pero la espera valió la pena, en cuanto me abrazó supe que estaba donde había soñado toda mi vida: Con un hombre bueno, trabajador y muy, muy, muy guapo!

All photos by La Dichosa

Así como para otros detalles tuvimos que pensar un poco más, cuando Andy y yo tuvimos que elegir a una persona para que oficiara la boda no tuvimos ninguna duda. Tenía que ser una persona que, primero, nos quisiera mucho a los dos, que fuera divertida y espontanea, segundo que no tuviera vergüenza y tercero que, por supuesto, creyera y entendiera el amor de la misma forma que lo hacemos nosotros. Esa, sin duda, era Marta Torné. Marta además de todo eso, es una mujer generosa y especial. Es de esas personas que cuando te cuenta algo estás deseando que la historia siga y siga porque es un autentico lujo escucharla hablar. Por todo eso y porque Marta es alguien que me acogió con los brazos abiertos desde el día uno en el que nos conocimos ella era la persona perfecta para casarnos.

Había una energía tan especial, tan alegre! Desde la introducción sobre el amor que hizo Marta, pasando por el piano y la voz en directo de Belen Aguilera o las palabras directas al corazón que nos dedicaron Juan, Natalia, Flor, Gus, Hiba y Gala… El caso es que mirara donde miráramos recibíamos una sonrisa como respuesta y se oían comentarios y aplausos cada dos por tres que nos recordaban que, más que una boda, era una fiesta, una reunión de amigos. También recuerdo mirar mucho, y de reojo, a mi padre que estaba tan emocionado, no dejaba de llorar! Y entonces llegó el momento de leer nuestros votos. No creí necesario en un principio publicar mis votos pero ya que ha sido una de las preguntas más frecuentes aquí están:

“Sabía que hoy cuando te tuviera delante vestido como un príncipe y te mirara a los ojos sabría que decirte. Y sé perfectamente por qué estamos aquí. Cuando nos miramos a los ojos tu y yo por primera vez, lejos de fotos, de filtros, nos reconocimos. Nos reconocimos como dos hombres que llevaban buscandose toda la vida, la misama vida: 32 años. Por eso no me parece pronto, de hecho me parece que has tardad bastante!

Quiero darte las gracias por, desde el primer día, haberme dado tu apoyo incondicional, haberme llenado la cabeza de palabras bonitas, de miradas tiernas, de abrazos en el momento oportuno, de caricias. Quiero agradecerte por esos momentos que tu no te dabas cuenta, pero yo te estaba observando y memorizando. Me tranquilizas el alma y me aceleras el corazón Andy, y eso mi amor no lo había conseguido nadie antes.

Por eso he reunido hoy aquí a todos mis amigos y familia, para decirte que te voy a amar, desear y proteger hasta que me muera y que entremedias habrá muchas aventuras, muchos viajes y muchas montañas que estoy deseando cruzar contigo. Solo te voy a pedir a cambio que agarres mi mano y nunca la sueltes. Puede que haya días en los que el camino se haga cuesta arriba, o se haga mas difícil pero estoy seguro que ahí es donde más tiraremos el uno del otro porque se que nuestro amor es puro y es eterno. Como el verdadero exito, no ha sido facil, ni ha sido a la primera, pero cada vez que te veo sé que eres el hombre de mi vida. Ahora que has aparecido voy a hacerte el hombre más feliz del munod, mi objectivo en esta vida es hacer que esa sonrisa que me ha robado el corazón no se borre nunca de tu cara. Te amo”

Y por fín, Marta nos declaró marido y marido! Lloraba de felicidad, de alegría, de agotamiento! Y mientras Andy y yo nos escapamos con el equipo a hacer las fotos y grabar para el video con Ivan y Angela (que estoy deseando compartir con vosotros) de la boda al son de una de las mejores bandas de gaitas de Asturias los invitados fueron a disfrutar de un cocktail pre-banquete que os detallo aquí debajo

All photos La Dichosa

Después de un rato juntos como recién casados para nosotros dos solos y como respiro de tanta nube de amor, volvimos a juntarnos con nuestros invitados en un patio amplio y maravilloso que es donde tuvo lugar el cocktail!

Una saxofonista maravillosa, Nasha Sak, entretenía a todos los invitados mientras disfrutaban de riquísimas cocktails preparados por el equipo de Saporeando y tenían varias opciones de picoteo como por ejemplo fabas con centollo de Cardamomo catering, el arroz seco de carabineros de Quilicua catering o una gran barra de comida japonesa de la mano de Gosushing entre otras cosas riquisimas y que los invitados acompañaron con cerveza Rosita, agua Sant-Aniol y otras bebidas. Todo esto era solo un pequeño aperitivo antes del gran banquete pero las cantidades eran tan generosas que muchos invitados pensaron que esa era la comida!

Mientras tanto Andy y yo preparábamos nuestra entrada sorpresa ya como recién casados… Aparecimos bailando con una de las canciones favoritas de Andy, con linternas de humo de colores y dando saltos de alegría! Y entonces pasó algo que no me había imaginado nunca, el momento en el que todos, absolutamente todos los invitados nos rodearon y nos abrazaron, nos besaron y nos decían cosas preciosas sin parar. Fue como pasar de unas manos a otras girando y dándome la vuelta cada dos segundos. Fue el momento más abrumador de toda mi vida, creo que perdí incluso la atención de lo que me decían, no lo conseguía asimilar, ni podía hablar, me quedé en shock! Pero aún así lo viví como una de las mejores sensaciones de mi vida!

Y cuando por fin ya pudimos ver a todos nuestros amigos y familiares y estar un poquito con cada uno, escuchar sus impresiones, ver los increíbles looks con los que todos, absolutamente todos nos sorprendieron, era el momento de pasar a la gran carpa donde nos esperaba el banquete. Los invitados podían encontrar sus nombres grabados en espejos donde se les indicaba en que mesa se sentarían. Además, de camino a esa gran carpa las invitadas que quisieran cambiarse el peinado o retocarse el maquillaje podían pasar por el espacio de belleza que mis amigos de Salón Toro prepararon para la ocasión.

Espero haber contestado a todas vuestras dudas y en el próximo (y último) post sobre la boda os contaré todos los detalles del banquete, los postres, la tarta nupcial y muchas muchas fotos más de los invitados!