EL PORQUÉ DE MI TWEET SOBRE LAS ACTRICES VESTIDAS DE FIRMAS INTERNACIONALES EN LOS #GOYA2017


 

¿Cuantas veces hemos oído decir a actores y actrices patrios que hay que apoyar al cine español? ¿Y que tenemos que apoyar a la industria del cine? ¿Que el cine somos todos? Infinidad de veces, y no les falta razón. Por eso, cuando veo la Gala de los Goya, me entristecen varias cosas:

Primero que a las actrices se les someta a tanta presión por lo que llevan puesto. Cuando las veo desfilar por la alfombra roja muchas muestran sonrisas temblorosas por las listas de mejor/peor vestidas que saldrán al día siguiente, y me fastidia. Y es aquí donde cabe recordad que las actrices tienen que saber actuar, emocionar, tienen que llegarnos al corazón pero no tienen por qué saber vestir, o ir a la última. No tienen que tener una figura envidiable para caber en el muestrario de los diseñadores. Y no tienen por que someterse a una competición absurda de quien es la mejor vestida. Sin embargo las hacemos pasar por ello, y no es justo.

Pero luego me entristece que en una ceremonia de premios tan importante como es la gala de los Goya, en la que se reivindican tantas cosas importantes (desde que no haya suficientes papeles femeninos hasta que no se dedique el suficiente tiempo ni dinero por parte del gobierno), no se apueste por la moda Española tanto como se debería. Es cierto que muchas actrices (hablo de actrices, no de modelos, celebridades o acompañantes), cada año mas, eligen firmas españolas, pero seguimos sin hacer el suficiente ruido. Seguimos sin estar suficientemente orgullosos de nuestro país. El problema es que no sabemos vendernos, y creemos que haciendo lo que hacen las actrices extranjeras seremos  más importantes. Pues por ejemplo, en los Oscar, si analizamos en detalle, la mayoría de las actrices francesas visten de firmas francesas y las americanas visten orgullosas marcas (no sólo firmas) made in USA. Es un dato tonto, pero es cuanto menos significativo, ¿no creéis?

Y sigo pensando… Si es que tienen razón, es que los diseñadores Españoles no son Tom Ford, ni Coco Chanel, ni Gucci... pero es que ellas tampoco son todas unas Meryl Streep de la vida, ni una Alicia Vikander, ni Julia Roberts, ni una Angelina Jolie o una Julianne Moore. Y no, no estoy atacando el talento de nuestras actrices, que son maravillosas, lo que quiero decir es que si juntamos todo nuestro talento (o mediocridad, según lo veáis), si las actrices españolas unieran fuerzas con la industria de la moda española, no solo lanzaríamos un mensaje menos hipócrita sino que juntos podríamos hacer algo con más identidad.

De esta tristeza, de la pena que me da, surge mi indignación, y de mi indignación mi tweet de aquella noche. Y lo reconozco, mis palabras no fueron acertadas ni ejemplares por lo que pido disculpas a quien se haya podido ofender, pero en definitiva el mensaje, que muchos profesionales del mundo de la moda comparte, está ahí. Está ahí para quien lo quiera abrazar para una futura ocasión. Y ya se que muchas personas se han quejado de que yo soy el primero que viste firmas internacionales a menudo, pero os voy a aclarar algo: Primero no soy actor ni he hecho el photocall de los Goya cuando he ido (aunque sí reivindico la importancia del cine español). Segundo visto otras marcas porque amo la moda y da la casualidad que es mi trabajo, me dedico a la estrategia online. Tercero, si desfilo para Dolce & Gabbana fue precisamente (primero para disfrutarlo) para reivindicar que modelos somos la gente real, que tú también eres modelo, y que podemos cumplir nuestros sueños. Pero de paso, a todos los que no lo sepáis os aclaro que primero desfilé para la maravillosa Lydia Delgado un 14 de Febrero de 2007 y posteriormente y en dos ocasiones para Davidelfin: una durante la Fashion Week de Madrid y otra en el Guggenheim de Bilbao (que lujazo, ¡gracias de nuevo David!). De hecho, cuando en 2015 presenté las Campanadas para todo el país desde la Puerta del Sol, la mayor responsabilidad que he tenido hasta ahora en mi carrera televisiva y el mayor escaparate, no sólo yo (traje de Davidelfin, zapatos de Manolo Blahnik y corona de Isidoro Hernández) sino que mis tres compañeras de Cámbiame Natalia, Cristina y Marta, vestimos íntegramente de moda española. Así que claro que si, guapi! Yo defiendo que todo el mundo se ponga lo que quiera, quien sea, pero me parece que en un evento donde se reivindica tan alto la Marca España, la identidad, el talento español... No estaría de más tener un detalle con aquellos que se esfuerzan por levantar una industria que está aún menos protegida y es menos respetada que la del cine.

Y para terminar, que no he escrito esto para hablar de mi, quiero agradecer a las actrices que sí apoyaron y dieron visibilidad a la moda española en la noche de los Goya 2017: Natalia Sanchez, Clara Lago y Alexandra Jiménez de Santos Costura, Ana Belén de Del Pozo, Paz Vega de Jorge Acuña, Toni Acosta y Leticia Dolera de Alicia Rueda, Juana Acosta de The Second Skin Co, María León y Antonia San Juan de Juanjo Oliva, Belén Cuesta de Pedro del Hierro, Paula Echevarría de Jorge Vázquez, Manuela Vallés de Ana Locking, Carmen Machi de Ulises Mérida, Silvia Alonso de Teresa Helbig, Amaia Salamanca de Pronovias y la maravillosa compañera Cristina Rodriguez de Emilio Salinas. (Si se me ha olvidado alguien por favor, comentadlo)