Richard Nicoll, today!


Estoy matao, no recordaba lo que era un día de trabajo... Hoy empecé como asistente para uno de los diseñadores que más están marcando (desde hace unas cuantas temporadas ya) en Londres.

Richard Nicoll estudió “menswear” cuilminando sus estudios con un master en “womenswear “ en la prestigiosa Saint Martins, por donde también pasaron genios como Giles Deacon, Christoper Kane o Gareth Pugh (de los que hablaremos otro dia) y como no, el niño tiene idea. Este australiano de sonrisa matadora es famoso por sus camisas, ajustadas hasta el pecho haciéndose, a partir de ahi, mas anchas, dándole ese toque “boho-chic” al que celebrities como mi amada Kate Moss o la tal Miller se han sometido.

Como podéis comprobar no hace falta seguir las normas de la señorita Miuccia, también podemos contribuir a los jóvenes visionarios saintmartinos que, como ella, apuestan por los dichosos hotpants...

Tops de sedas con lunares XL o delicadas camisolas con cadenas ha sido todo lo que estado organizando esta tarde para que lleguen a destinos como Barneys (New York), Maria Luisa (Paris) o el hotel Wynn en Las Vegas (uno de los mas prestigiosos), entre otros...
Mientras las últimas piezas llegaban frescas de producción aprovechaba para echar un vistazo a las tallas que las tiendas habían encargado: 6, 10, 12.. en algún caso 14...
Igual debería explicarme mejor:
el término “size cero” es americano, y seria lo equivalente a una talla 4 aquí (UK) y así sucesivamente.

Siento que sólo tratéis de buscarle las cosquillas al texto, siento que no halláis captado mi ironía en “Prada Now”, siento que la realidad sea tan cruda en el mundo.
Evidentemente como diseñador que pretendo llegar a ser algún día soy consciente de que si quiero comer de mi trabajo y venderlo deberé hacer tallas “de a pie” (básicamente porque las 2 y 4 las regalaré a mis amigas las celebrities), 14 es la media inglesa así que me veré produciendo alrededor de ella, claramente.
También siento comunicaros que cada diseñador elige su clientela, no al contrario. Cavalli quiere mujer ricas y extravagantes que compren sus vestidos, si, pero que sean sexys y DELGADAS, lo mismo que Valentino (cambiando estravangánte por elegante). Sin embargo a Chanel le da lo mismo gorda que flaca ancha que estrecha, es tweed es el tweed y money es money , no se si me explico... Y a esto se le llama MARKETING

Siguiendo con mi ahora jefe Mr. Nicoll debo subrayar lo fascinado que me quedé por su colaboración con Christian Louboutin, (que se encarga del calzado desde sus comienzos), IM-PRESIONATE como diria un paleto que me sé yo.
En su última entrevista para Vogue UK (May 2006) me dejaba con la boca abierta leyendo que trabajaba como freelanced en Lanvin y Louis Vuitton, normal que le llamen Wizard of Oz (el mago de Oz), todo un ejemplo a seguir.

No sé si será mago o no, pero seguro que más de una reza por ser tocada con su varita, que no?

Ps. No puedo firmar esto sin decir: Pos supuesto que en Vogue cometen faltas, y no solo de ortografía, la de risas que me he echando yo..


Seguid visitando Katelovesme!
x Pe